top of page

El P. Alejandro preside el CPO de Chile: "La vida comunitaria es clave para desarrollar la misión"


“No tengan miedo, pequeño rebaño, porque el Padre ha querido darles a ustedes el Reino. Vendan sus bienes y den limosna. Hagan bolsas que no envejecen, un tesoro que no se agota en el cielo, donde el ladrón no llega ni la polilla corroe. Porque donde está su tesoro, allí estará su corazón (Lc 12,32-34). Es verdad: somos un pequeño rebaño, una circunscripción pequeña, con grandes inquietudes y anhelos. No somos la provincia más grande de la Orden; a estas alturas, puede ser que sea la más pequeña. (...) Pero, si hay algo que hemos constatado a lo largo de estos días, y a lo largo de los últimos años, es que nuestro corazón es más grande que nuestra realidad numérica; somos pocos, pero hacemos ruido”.


Con estas palabras el P. José Ignacio Busta, Provincial de Nuestra Señora de Gracia, se dirigía en la homilía final del Capítulo Ordinario a los hermanos que entre los días 24 y 27 de octubre estuvieron reunidos en capítulo en la ciudad de Santiago de Chile. Capítulo que contó con la presidencia del P. Alejandro Moral, Prior General de la Orden, y con la presencia del Consejero General para América Latina, el P. Álex Lam, en un contexto clave para la vida de esta circunscripción, que, como indicaba el propio Busta frente a sus hermanos agustinos, está y estará siempre “orientada hacia Dios” en busca de la “santidad”.


El capítulo comenzó con la elección del nuevo provincial, que recayó una vez más en el P. José Ignacio Busta, en el que será su segundo mandato consecutivo. Junto a él, salió electo también el nuevo consejo provincial, compuesto por el P. Enrique Catalán, el P. Yuliano Viveros, el P. Samuel Jara y el P. Juan Carlos Ayala. Al mismo tiempo, se votó también al Secretario y al Ecónomo, el P. Giuliano, y el Hno. Gonzalo, respectivamente.



Reforzar la vida comunitaria para suscitar nuevas vocaciones


El Capítulo giró en torno a las cuestiones ordinarias de un capítulo, si bien con la clara intención de ahondar en la importancia de la vida comunitaria. “Tenemos que apuntalar mejor la vida comunitaria para desarrollar mejor la misión; sobre todo en el encuentro con los chicos que acuden a nuestros colegios y asisten a nuestras parroquias. Creo que es un buen entorno para abordar la cuestión vocacional”, nos señalaba el P. Alejandro tras la conclusión del CPO.


Análogamente el Asistente General declaraba que, “el objetivo principal propuesto para este período es el de reforzar la vida interior, la vida comunitaria, para poder ser así un testimonio que atraiga nuevas vocaciones”. La importancia del aspecto vocacional es de tal calado que el nuevo Gobierno ha establecido como objetivo primordial para este cuatrienio fortalecer las vías pastorales necesarias para suscitar la respuesta de los jóvenes al llamado del Señor a la vida sacerdotal.


Como nos refiere el P. Lam, el ambiente general ha sido durante estas jornadas de “mucho ánimo y esperanza”, puesto que “aún cuando el número de hermanos es pequeño, hay un gran entusiasmo de poder ofrecer su servicio a la Iglesia y a la Orden”.


La colaboración intercircunscripcional: clave en el fortalecimiento de la Provincia


Tal y como aludía durante su homilía el Provincial de Chile, uno de los aspectos clave de la Orden en este territorio desde hace 50 años ha sido el de apoyar y apoyarse y buscar cauces de encuentro y colaboración fluida con otras realidades de la Orden. Es el caso de Bolivia, Cuba, Panamá, Venezuela y Bolivia. “Caminar juntos y ayudarse mutuamente en su misión como agustinos” era y es para el Padre Provincial un tema clave para el crecimiento de Nuestra Señora de Gracia.


“Ha sido una semana muy agradable - asegura el Prior General en palabras a esta oficina-. Los hermanos son jóvenes, gozan de buena salud y quiero destacar el respeto y buen trato a lo largo del Capítulo”.

Profesiones solemnes como broche de oro al Capítulo


Finalmente, el sábado 28 de octubre tuvo lugar en la Parroquia de El Buen Pastor de San Pedro de la Paz (Concepción) la profesión solemne del Hno. Edilberto Becerra y del Hno. Félix García, presidida por el P. Alejandro Moral, en un clima de profunda alegría eclesial.


Antes de la vuelta a Roma del Padre Alejandro y su Asistente para dar comienzo a las reuniones del Consejo General, el P. José Ignacio quiso agradecer especialmente la presencia de ambos durante este momento clave de los agustinos en Chile. “Por la cercanía, los consejos, la guía prudente y constante y el sentido de corresponsabilidad tan propio de nuestra vida, gracias”.

0 comentarios

Comments


bottom of page