top of page

El primer encuentro de coordinadores laicos en América Latina lanza un llamado: “Caminemos juntos"

Actualizado: 3 nov 2022

Del 24 al 29 de octubre del 2022, en la casa de formación Santo Tomás de Villanueva, Ñuñoa Santiago, Chile, ha tenido lugar el primer Encuentro de Coordinadores LAICOS-OSA de América Latina.

Seglares y religiosos, bajo el lema “Agustinos caminando juntos”, han abordado diferentes temáticas que afectan al día a día de las distintas circunscripciones de la Orden.


Unas jornadas, tal y como recogen los participantes, impregnadas de “alegría”, de momentos de profunda espiritualidad comunitaria, de oración, de celebración eucarística y también de talleres y actividades destinadas a fortalecer los lazos entre los hermanos de la familia agustiniana. Del mismo modo, el primer encuentro de laicos ha sido una oportunidad para conocer más a fondo la espiritualidad y humanidad de san Agustín, y analizar el escrito de la Regla y Constituciones con el objetivo de reconocer a través de ella, tal y como han afirmado desde la organización, “nuestra identidad y misión, que nos llevan directamente a un servicio integral en la Iglesia, marcada fuertemente por la presencia de los laicos”.


"Nuestro carisma nos impulsa a vivir en comunión y a ser testigos de la comunión en la Iglesia" (P. Daleng)

Caminar juntos es propio de ser agustino

El presidente de la comisión de laicos de la Orden, el asistente general, el P. Edward Daleng, quiso, en la inauguración del congreso, ahondar sobre el lema de este Encuentro.


“Caminar juntos es propio de nuestro ser agustinos”, apuntaba el padre Daleng. “Nuestro carisma nos impulsa a vivir en comunión y a ser testigos de la comunión en la Iglesia. No podemos dejar de vivir en comunión en cuanto el bautismo nos genera una nueva vida para convertirnos en miembros del Cuerpo de Cristo, la Iglesia”.


Acto seguido, el P. Daleng aseguró que “cada persona vive su vocación según la medida de la gracia recibida”, legítimamente en la pluralidad de los estados de vida abrazados. La multiplicidad de respuestas al discipulado atestigua la libertad de Dios y la gracia que opera en la vida de los seguidores de Cristo para su bienestar y el de la Iglesia”.


Una mirada sinodal

Tal y como recogen desde Chile, este primer encuentro no es sino una “mirada sinodal que nos acompaña en la comprensión de las distintas realidades de nuestras fraternidades, quienes, a modo de respuesta al llamado vocacional de la Orden, buscan promover la acogida, la empatía y el servicio” en esa misión compartida que es estar en el mundo como bautizados en el contexto actual en el que se encuentra la Iglesia.


Chilas Flye, encargada de los laicos de América Latina, y fray Juan Francisco Constanzo Parada, asesor de las fraternidades de Chile, fueron los responsables de la organización y buen hacer durante este encuentro que ha sido, en boca de sus organizadores, “una oportunidad de encuentro en esta experiencia sinodal” cuyos frutos fueron encomendados a la patrona de la provincia agustiniana de Chile, Nuestra Señora de Gracia.

0 comentarios

Comments


bottom of page