top of page

Un encuentro inesperado desde tierras muy lejanas: las agustinas de Lecceto acogen a hermanos agustinos de Corea, India, Filipinas y Australia

Los días previos a la celebración del Curso de Superiores Provinciales en la Curia General de Roma, el Asistente General para Australia y Oceanía, el P. Tony Banks, estuvo acompañando a cinco frailes jóvenes de la Orden venidos desde la otra parte del mundo para conocer algunos enclaves destacados como Lecceto, Pavía y San Gimignano.  


El domingo 7 de enero, celebración del Bautismo del Señor,  el monasterio de las hermanas agustinas de Lecceto, en Siena, Italia, recibió “con alegría” la visita del Consejero General, el P. Tony Banks y otros cinco frailes de la zona de Australasia. A saber: el P. Salesio Yang y el P. Andrea DaeGon, de Corea del Sur; el P. Akhil Joseph, de la India, el P. Johnny Esmilla, de Filipinas y el P. Percival Sevare de Australia. 


El motivo de esta “singular” comitiva peregrinando por distintos lugares privilegiados de la Orden de San Agustín en Italia no fue otro que conocer un poco más de cerca  nuestra historia y legado antes de asistir al curso de Secretarios Provinciales que tuvo lugar en Roma durante la segunda semana de enero en la Curia General, en Roma.


“Una oportunidad de conocer a hermanos de tierras lejanas”


“Fue una gran experiencia de comunión”, cuentan las hermanas de Lecceto, donde tras visitar el claustro y celebrar la Eucaristía con la comunidad, pudieron disfrutar “todos juntos de un bonito encuentro en torno al fuego de la chimenea del convento”. “Fue, además, una oportunidad de conocer a frailes de tierras lejanas y experimentar cómo el pertenecer a la misma Orden nos hermana en el Espíritu”. 

Nuestras hermanas de Lecceto, al igual que nuestros hermanos de Pavía y San Gimignano, nos han tratado estupendamente y por ello le estamos profundamente agradecidos

“Para muchos de ellos ha sido una oportunidad de tocar, conectar y vivir muy cerca la historia y desarrollo de la Orden”, asegura el padre Tony Banks a la oficina de comunicación de la Curia. “Nuestras hermanas de Lecceto, al igual que nuestros hermanos de Pavía y San Gimignano, nos han tratado estupendamente y por ello le estamos profundamente agradecidos”.


A modo de despedida, en una breve nota mandada a esta oficina, las hermanas de Lecceto han querido dar gracias “al Señor Jesús por este encuentro”. “Rezamos por ellos, para que el camino que han realizado estos días en Italia tras las huellas del Santo Padre Agustín y de los Santos Agustinos les fortalezca en la fe y en el amor a la Orden y a la Iglesia”.



0 comments

Opmerkingen


bottom of page