top of page

La gran fiesta de San Agustín en Pavía 1.300 años después de la traslación de sus restos



Durante la última semana de agosto, tuvieron lugar en la ciudad de Pavía varios actos conmemorativos en honor a San Agustín. 1300 años después de la traslación del cuerpo de nuestro Padre a la ciudad lombarda, impulsada por el rey Liutprando, los fieles volvieron a congregarse en torno a las reliquias del obispo de Hipona para su veneración.


El jueves 24 se dio inicio a estas solemnes celebraciones con el rezo de las vísperas y la misa de apertura, presidida por el obispo de Reggio Emilia-Guastalla, monseñor Massimo Camisasca, al final de la cual se procedió a la exposición de la urna que contiene los restos de del Santo. Los días 25, 26 y 27 de agosto tuvo lugar el triduo de preparación para la solemnidad de san Agustín, con rosario, vísperas y misa.


Cabe resaltar que durante esos días, además de la festividad a Santa Mónica, dos novicios pertenecientes a la Provincia de San Juan de Sahagún hicieron su primera profesión de la mano del provincial, el padre Domingo Amigo. “Fue un día muy hermoso y emotivo que vivimos todos juntos en la Basílica de San Pietro in Ciel d'Oro”.


Cinco profesos italianos en el día grande de San Agustín


El 28 de agosto, solemnidad de San Agustín, en la misa de 11:00 el Prior Provincial de Italia recibió la renovación de votos de cinco profesos italianos. “Pudimos experimentar, una vez más, lo hermoso, lo alegre, que es la convivencia entre los hermanos y cómo el carisma agustiniano de un solo corazón y una sola alma es verdaderamente algo que nos hace vivir en paz y alegría incluso en el mundo de hoy”. Previamente, el obispo de Pavía había celebrado en la basílica agustiniana la misa de las 9:00.


Esta misma jornada por la tarde tuvo lugar el Solemne Pontifical presidido por el cardenal Oscar Cantoni, obispo de Como, en el que concelebraron todos los obispos de la región de Lombardía, entre los que se encontraban monseñor Delpini, arzobispo metropolitano de Milán, y monseñor Sanguineti, el obispo anfitrión.

También concelebraron durante la Misa el asistente general para el sur de Europa, el P. Javier Pérez Barba, que dirigió un saludo a los concelebrantes y la asamblea en nombre del Prior General, y el Prior Provincial de la Provincia de Italia, P. Giustino Casciano. Al término de la Sagrada Eucaristía, tuvo lugar la veneración de las reliquias de nuestro Padre y después una cena fraterna en el claustro del convento.

Cabe destacar que, en los diversos actos celebrados esta semana, estuvieron presentes, además de los hermanos de la comunidad de Pavía, los profesos y el maestro de profesos de la Provincia de Italia, los neoprofesos, el Provincial y varios consejeros de la Provincia de San Juan de Sahagún, y otros religiosos agustinos italianos procedentes de comunidades cercanas.


Sobre las conclusiones de estos días, el P. Giustino nos deja las siguientes líneas: “La Basílica de Pavía se llenó de cantos, oraciones y numerosos fieles que quisieron rendir homenaje con la oración, con la escucha de la Palabra de Dios, al gran obispo y Doctor de la Iglesia, el Santo Padre Agustín, a quien los agustinos veneramos precisamente como nuestro padre fundador. Profesamos amor a su regla monástica, la regla del siervo despierto, que nos pide vivir en humildad y servicio, poniendo en el centro el bien de la comunidad y superando nuestro egoísmo con un compromiso por el bien común. Han sido días muy hermosos, de fiesta, y este centenario de San Agustín en Pavía, ha estado lleno de iniciativas. Que el Santo Padre Agustín ayude al Prior General de la Orden y a toda la gran familia agustiniana a continuar con valentía y esperanza nuestra misión en la Iglesia y en el mundo de hoy”.


Los actos de clausura de este importante centenario tendrán lugar los días 12 y 13 de noviembre.



0 comentarios

Comments


bottom of page