top of page

Agregadas a la Orden de San Agustín las Hermanas Ursulinas de Malta

Actualizado: 10 ene

El pasado 22 de diciembre, en la Iglesia de la Sagrada Familia situada en la ciudad de Tas-Sliema, Malta, tuvo lugar una sencilla pero significativa ceremonia en la que se entregó el decreto de agregación a la Orden de San Agustín a la Congregación de las Hermanas Ursulinas de Santa Ángela Merici


El decreto, con fecha del pasado 28 de agosto de 2023, fue entregado tras una Misa de acción de gracias a la Superiora General Madre Magdalena Cauchi USAM por el P. Javier Pérez Barba, Asistente General para Europa del Sur, en nombre del Prior General.


Durante el acto, estuvieron muchas hermanas de la congregación, el Prior Provincial de los Agustinos en Malta -P. Leslie Gatt-, el Ecónomo Provincial -el padre Pierre Desira-  y el Postulador General de la Orden, el P. Josef Sciberras.


En la actualidad, la Congregación es de derecho diocesano, cuenta con más de 60 hermanas y está presente en 8 comunidades de la isla de Malta. Anteriormente, tenían ramas en Italia e Inglaterra. El carisma fundacional del instituto -basado en los principios de la Regla agustiniana, el ejemplo de Santa Ángela Merici y las directrices dadas por el fundador, gran apóstol de la caridad hacia los más necesitados- es difundir e implantar la caridad entre los niños y adolescentes que no pueden vivir en sus familias naturales por diversas razones, y apoyar a las familias que tienen dificultades para mantener y educar a sus hijos.




Sobre las Hermanas Ursulinas de Malta


Fundadas por el Siervo de Dios Isidoro dei Conti Formosa Montalto (La Valeta, 1851- La Valeta, 1931) en 1887, durante su vida, el padre Isidoro mantuvo una estrecha relación con los religiosos Agustinos del convento de San Agustín de La Valeta, ya que había nacido y vivido durante muchos años a poca distancia de dicho convento. Además, al comienzo de su ministerio sacerdotal, fue nombrado capellán y confesor de las monjas agustinas de vida contemplativa del monasterio de Santa Catalina de Alejandría de la misma ciudad natal. Estos fueron elementos que, entre otras cosas, le familiarizaron tanto con la Regla agustiniana como con el estilo de vida de la Orden, basado en la búsqueda de Dios en la vida común y el servicio a la Iglesia. Quiso incluir estos elementos en su fundación religiosa, deseando que las hermanas profesaran la regla del hiponense. 


Pocos meses después de la fundación, Formosa pidió al Prior General de la Orden, P. Sebastiano Martinelli OSA, que le concediera la gracia de la afiliación a él personalmente y al primer núcleo de hermanas, que ya habían profesado la Regla de San Agustín. Martinelli concedió esta gracia en diciembre de 1889, extendiendo los privilegios y gracias a las futuras generaciones de hermanas. En 1935 esta afiliación fue renovada por el Prior General Eustasio Esteban OSA.


Teniendo en cuenta la reforma postconciliar de las Constituciones de la Orden, en la que se distingue entre la afiliación de individuos y la agregación de congregaciones religiosas que desean unirse espiritualmente a la Orden, la Superiora General de las Ursulinas de Santa Ángela Merici, con el consentimiento de su consejo, solicitó al Prior General de la Orden el decreto de agregación, renovando así el vínculo espiritual que nació con el propio fundador de la congregación allá por 1889. Este vínculo, a lo largo de las décadas, se ha expresado de diversas maneras y formas de colaboración con los frailes agustinos de Malta.


La causa de beatificación y canonización del Siervo de Dios Isidoro dei Conti Formosa Montalto, sacerdote diocesano e hijo de la Orden, ahora pasa a estar bajo responsabilidad de la Postulación General de la Orden.


0 comentarios

Comments


bottom of page