top of page

Los jóvenes de la Provincia Agustiniana de Michoacán peregrinan a Cristo Rey “entre cantos, salmos y oraciones”

El pasado sábado 27 de enero, cerca de 50 jóvenes pertenecientes a la Pastoral Juvenil de la Provincia Agustiniana de Michoacán peregrinaron al Cerro del Cubilete, en Silao, Guanajuato, como parte de la XLI Marcha Nacional Juvenil a Cristo Rey que cada año organiza el Movimiento Testimonio y Esperanza.




Chicos y chicas que, con el corazón encendido y unas pocas provisiones para aguantar la caminata, se sumaron desde las parroquias de San Agustín de Polanco, en Ciudad de México; San Agustín de Ciudad Victoria, Tamaulipas y de la rectoría de Moroleón, Guanajuato. 


Acompañados de algunos de nuestros frailes que están en periodo de formación, la familia agustiniana de México se unió a los más de 40 mil jóvenes que subieron el Cerro del Cubilete entre cantos, salmos y oraciones. 



“No se puede pensar en una pastoral para los jóvenes sin los jóvenes -reza el documento Pastoral Juvenil Agustiniana: Un itinerario de evangelización con los Jóvenes-. Son Iglesia, discípulos de Jesucristo llamados a la misión del Reino. No hacemos pastoral para los jóvenes, sino con los jóvenes. Son ellos la pastoral juvenil, los protagonistas de su propia vida. Nuestro único título es el de condiscípulos y compañeros de viaje”. 


La peregrinación finalizó con la celebración de la Eucaristía a los pies del monumento a Cristo Rey. 


0 comentarios

Commentaires


bottom of page