top of page

St. Rita de Marylake: un centro para la esperanza de los más mayores en Canadá

La Provincia Agustiniana de Nuestra Madre del Buen Consejo, que comprende comunidades y obras apostólicas en Canadá y el Medio Oeste de EE.UU., está trabajando con funcionarios del gobierno de Ontario en el desarrollo de un centro de cuidados de larga duración para su población de edad más avanzada.


Este apasionante proyecto responde a una necesidad crítica en la zona. Según los datos ofrecidos por el centro, el municipio donde los agustinos trabajan con las personas mayores ha sido durante mucho tiempo una de las áreas más desatendidas de Ontario en cuanto a camas medicalizadas y especializadas, con sólo 36 unidades disponibles en la actualidad para atender a una población de 27.300 residentes. “Se trata de una de las ratios más bajas de camas por número de personas mayores de 85 años de la provincia y las licencias para estas camas expirarán en 2025”. Esto, de no remediarse con un nuevo espacio, significaría dejar en situación de vulnerabilidad a muchas personas que ya no cuentan con apoyos familiares y que requieren de un espacio de cariño, cuidado y atención.


Mediante esta iniciativa, cuentan desde la misma Provincia, se espera responder a esta creciente demanda de asistencia sanitaria y espiritual con 160 nuevas camas para los ancianos de King Township, una vez se completen los nuevos módulos del St. Rita Centre en Marylake.


También estarán disponibles servicios de atención médica especializados, que incluyen enfermeras practicantes en el lugar, una unidad de diálisis, un mejor manejo de enfermedades crónicas, programas de administración de medicamentos y atención a corto plazo, lo que reducirá la carga futura de los servicios médicos del municipio y mejorará el trabajo asistencial a la comunidad de King en general y para nuestros padres y hermanos de la Provincia en particular.


Nuevas instalaciones a la vista


Durante más de 70 años, los hermanos y sacerdotes de la Orden de San Agustín han sido los custodios de Marylake, dando la bienvenida a los visitantes y cuidando los cientos de acres que conforman el patrimonio natural de la zona. Esta nueva ampliación de la residencia St. Rita de Marylake Long-Term Care Home es “una oportunidad para proporcionar cuidados de larga duración, modernos y de calidad a los residentes y sus familias”.


Ya se ha puesto la primera piedra y se espera que en 48 meses las nuevas instalaciones estén plenamente operativas.


0 comentarios

Comentarios


bottom of page