top of page

P. Wilson Injarapu: “La región de la OSAAP contribuye activamente a la misión con numerosos frailes sirviendo en todo el mundo”

Actualizado: 5 abr

La Orden de San Agustín en la región de Asia-Pacífico (OSAAP) ha elegido nuevo presidente y vicepresidente. El P. Wilson Viswanath Injarapu, OSA, vicario superior del Vicariato de la India, ha sido elegido para ocupar la presidencia de OSAAP, mientras que el P. Futoshi Matsuo, OSA, superior de la Delegación de Japón, ha sido designado como nuevo vicepresidente.





La elección se llevó a cabo durante la reunión de los superiores de la circunscripciones de OSAAP el pasado 14 de enero de 2024, en la Basílica Menor del Santo Niño de Cebú, en la que estuvieron presentes tanto el Prior General, el P. Alejandro Moral Antón, como el asistente general, el  P. Tony Banks. “Abrazando el espíritu de servicio, considero una profunda responsabilidad servir a la Orden en nuestra región. La confianza depositada en mí por nuestros hermanos, los superiores mayores de la región, es tanto un honor como un compromiso. Las principales funciones de mi cargo consisten en coordinar y fomentar la colaboración entre las siete circunscripciones, asegurando que funcionemos armoniosamente como una sola familia dentro de la Orden”, ha declarado a esta oficina el P. Wilson.


El trabajo de la OSAAP


Los dos nuevos responsables de OSAAP son considerados jóvenes entre los superiores. Según el P. Peter Jones, Prior Provincial de la Provincia de Australia, su elección implica la necesidad de “un liderazgo joven y vigoroso que pueda responder al enfoque de la Orden hacia la evangelización en la región”. 


Hemos entrevistado al nuevo presidente de la OSAAP para conocer los retos a los que se enfrentan los agustinos en esta región. La OSAAP es una asociación que incluye las siete circunscripciones agustinianas de la región de Asia-Pacífico: “La Provincia de Cebú, con sede en la misma ciudad; la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús en Filipinas, con sede en Manila; la Provincia de Australia; los Vicariatos de India y Papúa Occidental (Indonesia), y las Delegaciones de Corea y Japón”, explica el nuevo presidente, quien además afirma que la asociación es “una expresión de los agustinos de esta parte del mundo para trabajar juntos en proyectos comunes”.


Además de atender las circunscripciones, el apoyo al trabajo de consulta sobre la sinodalidad y el seguimiento del programa del noviciado intercircunscripcional de Asia Pacífico (APAN), el P. Wilson destaca cuáles serán sus principales funciones al frente de la OSAAP: “Los proyectos incluyen el Noviciado Agustiniano de Asia Pacífico con sede en Talisay (Cebú), el Programa de Renovación regional y diversos encuentros de grupos de interés específicos, desde formadores a directores vocacionales y agustinos más jóvenes en el ministerio, además del discernimiento sobre la posibilidad de abrirnos a nuevos territorios de misión”. 



Un reto urgente: la escasez de vocaciones


El P. Wilson deberá tener conexión directa con el P. Tony Banks, asistente general para Asia y el Pacífico, algo que considera “crucial”: “Su orientación nos anima a avanzar en términos de colaboración. Para los próximos años, el P. Tony insiste en la importancia de comprender y atender las necesidades específicas de cada circunscripción, especialmente las que requieren apoyo adicional”, nos explica el nuevo presidente de la OSAAP.


La región Asia-Pacífico presenta numerosas oportunidades de crecimiento, dada la juventud de la Orden y su rápida expansión. Sin embargo, el P. Wilson plantea también retos, como “la escasez de vocaciones en regiones como Japón y Corea del Sur”, así como las situaciones políticas que afectan a la Iglesia y la inestabilidad económica debida a la limitación de recursos en ciertas circunscripciones. “Estos asuntos requieren nuestra atención, y nos comprometemos a afrontar estos retos con resiliencia y creatividad”.


En el contexto del próximo sínodo, el nuevo presidente de la OSAAP destaca el papel fundamental de la región Asia-Pacífico en la Iglesia universal y en la Orden: “El prometedor crecimiento de las vocaciones en algunas circunscripciones es un faro de esperanza para el futuro de la orden. La región contribuye activamente a la misión universal, con numerosos frailes sirviendo en todo el mundo, colaborando con diferentes circunscripciones. El compromiso dinámico de los laicos, en particular de los jóvenes, refleja su identificación con las actividades de los agustinos en estas regiones”.


Para finalizar, el P. Wilson afirma encontrarse en un momento de alegría frente al nuevo cargo: “Estoy entusiasmado con el camino que tenemos por delante y espero que trabajemos juntos para afrontar los retos y explorar nuevas vías de crecimiento”.



Comments


bottom of page