top of page

Mártires del nazismo y de los moriscos entre otras causas de beatificación en Polonia y España

Los procesos de beatificación siguen su curso en la Orden de San Agustín en todo el mundo

Un año después de la clausura de la fase diocesana de la causa de beatificación o declaración de martirio del Siervo de Dios Gaczek y tres compañeros, presuntos mártires en los campos de concentración nazis, se ha celebrado una misa de acción de gracias por la feliz evolución de este proceso.


Fue precisamente el pasado 14 de noviembre de 2021 cuando tuvo lugar el cierre de la fase diocesana. En aquel momento, dada la situación provocada por la pandemia, se hizo de forma privada y sin la participación del pueblo.


Ahora, un año después, la misa de acción de gracias, celebrada en el marco de las fiestas patronales de Santa Catalina de Alejandría, virgen y mártir -a quien está dedicada la histórica y magnífica iglesia agustiniana de Cracovia-, estuvo presidida por monseñor Marek Jędraszewski, arzobispo de Cracovia. Estuvieron presentes los miembros que realizaron la investigación diocesana, entre ellos el postulador general, el padre Josef Sciberras; el vicepostulador, el padre Marek Donaj; el superior provincial, el padre Beniamin Kuzala, y otros hermanos y hermanas agustinos, acompañados por feligreses y representantes del clero diocesano.


La causa de Gaczek y sus tres hermanos en Cristo se encuentra actualmente en la etapa inicial de la fase romana, en la que se estudiarán los documentos procesales que contengan las pruebas sobre el martirio de los cuatro agustinos siervos de Dios.



Un encuentro con el obispo de Mallorca a propósito de Francisco Cantarellas


Por otro lado, durante las últimas semanas, la Postulación General ha tenido trabajo que hacer en España, debido a las varias causas abiertas que ocupan a la Orden, desde la fase preliminar hasta la conclusión diocesana.


El postulador general, el padre Josef Sciberras OSA, estuvo en la ciudad española de Mallorca para revisar la marcha del proceso de beatificación y canonización del Siervo de Dios Francisco Cantarellas Ballester OSA (1884-1968).

Se trata de un religioso agustino, natural de Muro, cuya causa se inició hace un año en la diócesis balear a instancias de la Orden, en una ceremonia solemne que tuvo lugar en la iglesia de la Virgen del Socorro de Palma. El pasado lunes 28 de noviembre, su rector, el padre Jesús Miguel Benítez OSA, atendió, junto a monseñor Sebastià Taltavull, obispo titular de la diócesis insular, al padre Josef para dialogar sobre los últimos detalles de esta etapa diocesana y los próximos pasos a seguir.

Tras el encuentro con el obispo Taltavull, el padre Sciberras se reunió en la “Casa de la Iglesia” con el presidente del tribunal diocesano, el sacerdote mons. Gabriel Ramis, y con la comisión histórica que lleva adelante la investigación documental; responsables, en última instancia, de la elaboración de la relación histórica del proceso.

La comisión para esta causa está constituida por el P. Jesús Miguel Benítez, agustino; el sacerdote Pere Fiol y el doctor José Manuel Díaz.

La evaluación preliminar del padre Félix Carmona


Durante su estancia en España, el padre Josef Sciberras tuvo la ocasión de visitar el Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial para conocer más en detalle la fama de santidad que adorna al recientemente fallecido P. Félix Carmona OSA (+2021).


Académico que desarrolló gran parte de su labor en Palma de Mallorca y en Quito, el P. Carmona fue enviado como misionero a Ecuador, donde más tarde estuvo al servicio de la Orden como Prior Provincial, contribuyendo con su presencia y trabajo a revitalizar esta circunscripción.


"Existen los elementos suficientes para iniciar el proceso de beatificación"

Según han informado a la Oficina de Comunicación de la Curia desde la Postulación General, “lo que se va a acometer durante los próximos meses es una investigación preliminar para ver si existen los elementos suficientes para iniciar el proceso de beatificación”. Tras los cinco años que deben transcurrir en esta fase, se deberá decidir si es pertinente o no abrir su causa; lo que dependerá, en buena medida, de que las pruebas de que se haga acopio acrediten que el padre Carmona vivió en grado heroico las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad, y las demás virtudes, elementos esenciales para el proceso.


Por el momento se han guardado y sellado sus pertenencias y la documentación en El Escorial, donde residió durante sus últimos años de vida.





13 agustinos entre los presuntos mártires de la Alpujarra


Esta causa, con un número de mártires todavía por decretar y de la que se espera conocer la cifra exacta para comienzos de 2023, se remonta a mediados del siglo XVI, periodo convulso y de inestabilidad social en algunas regiones de la península ibérica.


Durante las revueltas de 1568, un grupo de moriscos quemaron vivos a los miembros de la comunidad de agustinos de Huécija, además de causar otros daños a la población cristiana.


Para la investigación general de esta causa, que tiene como co-actores a la Orden de San Agustín y a las diócesis españolas de Granada, Guadix y Almería, se ha designado al padre Josef Sciberras como responsable de todas las averiguaciones, que empezarán dentro de seis meses. Además, entre las tareas de los co-actores, estará el velar por la legalidad y la honradez del proceso.


La causa, que tiene como referencias a Diego Pérez de Guzmán, quien fuera canónigo del cabildo de la catedral de Granada, y a Pedro de Villegas, prior de la comunidad de Huécija cuando se acometió la persecución, ya cuenta con las fuentes publicadas por las diócesis, por lo que nos encontramos en este instante entre la fase preliminar y el primer paso formal para reconocer el sacrificio martirial de estos hombres que entregaron su vida por Cristo y por su Iglesia.


0 comentarios

Comentários


bottom of page