top of page

70 años de presencia de la Orden en Indonesia

El P. Alejandro Moral nos relata en primera persona los ecos, impresiones y luces extraídos tras su última visita a Indonesia

Hoy, lunes 16 de enero de este 2023, me encuentro en Manokwari, junto a los PP. Anthony Banks (asistente de la OSA para la Región Asia-Pacífico) y el P. Peter Jones (Prior Provincial de Australia), esperando la llegada del Señor Obispo, Hilarius, para celebrar la misa de acción de gracias por los 70 años de presencia de la Orden en estas tierras indonesianas. Es un día caluroso, a pesar de la lluvia de esta mañana y de ser ya las 16,00 de la tarde.


Se nota que todos deseamos celebrar el don de la presencia agustiniana aquí. Es un día de gran fiesta. Los hermanos del Vicariato que han podido venir, se han hecho presentes. Los jóvenes y las señoras preparan con entusiasmo y esmero la comida para después de la misa. Hay muchos niños que nos miran y nos sonríen enviando un saludo de bienvenida y de amistad.


Damos gracias a Dios por esta presencia de la Orden de San Agustín que durante 70 años ha transmitido y compartido su carisma con las gentes de un país tan complejo y diverso como es Indonesia. Hoy lo sabemos mejor y notamos más esta diferencia porque estamos presentes en más sitios, en islas muy diferentes las unas de las otras. Pero en esta diversidad es donde se puede manifestar mejor la comunión entre los hermanos y la unidad como punto nuclear de nuestro carisma agustiniano.



Sin la gracia de Dios, como dice San Agustín, nada es posible pero con ella nada es imposible. Y así, durante este tiempo han pasado por aquí 22 hermanos de la Provincia de Holanda, que han ido desgranando su vida para entregarla como don. En todas las misiones, las personas que deciden ir a los diferentes lugares, se entregan de una manera tan generosa, normalmente, que no esconden ni guardan nada para sí mismos. Igual han hecho nuestros hermanos holandeses por estos lugares calurosos cercanos al Ecuador. A estos 22 Agustinos holandeses (ahora sólo queda el P. Trump aquí), les acompañaron durante un tiempo 3 misioneros españoles y dos de la Provincia de Cebú.


Hoy el Vicariato tiene más de 30 formandos de votos simples y solemnes estudiando Teología, 3 diáconos y tres en el año de Pastoral. Cerca de 40 hermanos han concluido completamente el periodo de formación, la mayoría sacerdotes. 4 novicios y un número grande de postulantes y de aspirantes.


Quiero dar las gracias a todos los misioneros que han dado su vida en estas tierras. De un modo especial a la Provincia de Holanda que siguiendo la voz del Espíritu tuvo el coraje y la fuerza de lanzarse a esta aventura. Esta Provincia que se hizo presente en diferentes lugares para anunciar el Evangelio, fue muy generosa siempre. Pedimos a Jesús, el Hijo de Dios, que les acompañe, y que ahora aunque son pocos y ya de una cierta edad, les ayude a vivir el gozo de esta generosidad que sólo se obtiene cuando uno entrega completamente su vida a Dios. También gracias a la antigua Provincia del Santísimo Nombre de Filipinas, que acompañó con esos tres hermanos y a la Provincia de Cebú.


Hoy os pido a todos una oración por nuestros hermanos que anuncian el Reino de Dios en las escuelas y en las iglesias y parroquias del Vicariato. Ciertamente necesitamos la fuerza que viene del Espíritu Santo. También pido una oración para que sean respetadas las personas de este gran país que hoy es la cuarta población más grande del mundo, y sus derechos. Para que desaparezca toda violencia y las personas sepamos vivir como hermanos.


Un abrazo fraterno desde Manokwari, Papua.


0 comentarios

Comments


bottom of page